Home

La transformación del sector tiene como condición fundamental lograr un sistema de salud más integrado, que respete la organización federal del país

El sistema de salud argentino está profundamente atomizado (24 sistemas provinciales, más de 300 obras sociales, y otras tantas prepagas) y carece de mecanismos efectivos de coordinación y articulación. Aunque la multiplicidad de agentes no implique necesariamente fragmentación; cuando hay muchos responsables sin un esquema explícito y coordinado de división del trabajo, las responsabilidades se disuelven.

Si bien es posible que los subsistemas (público, obras sociales y prepagas) o sus agentes (profesionales e instituciones) consigan proveer servicios eficientes y de calidad, al no contar con una adecuada división del trabajo o con una asignación de los recursos basada en un claro modelo de salud, el sistema en su conjunto tenderá a funcionar cada vez peor.

La integración del sistema sobre la base de un modelo de salud definido es central para obtener una mayor efectividad de los recursos invertidos y lograr un mayor impacto en la salud de la población.

Las propuestas contenidas en este eje son:

  • Propuesta 12: Conformar Sistemas Integrados de Salud Provinciales.
  • Propuesta 13: Compensar desigualdades en un piso de atención mediante fondos nacionales.

Insumos para el debate:

Deja un comentario