Home

La asignación y distribución de los recursos al interior del sistema de salud debe garantizar el pleno desarrollo del modelo de atención definido.

Alcanzar protecciones homogéneas de calidad para toda la población demanda organizar el financiamiento en torno a los criterios de equidad y eficiencia.

Esto requiere, por un lado, sincerar las brechas existentes en la asignación de recursos entre subsistemas y jurisdicciones y, en consecuencia, comenzar a generar mecanismos de evaluación y compensación que permitan identificar y actuar sobre ellas.

Por el otro, reconocer que los recursos limitados y las necesidades crecientes demandan una asignación eficiente para lograr mayor calidad. En este sentido es necesario introducir mecanismos que permitan evaluar resultados y generar los incentivos adecuados para alcanzar los objetivos planteados.

Las propuestas contenidas en este eje son:

  • Propuesta 8: Corregir desigualdades en la infraestructura y los recursos humanos.
  • Propuesta 9: Establecer un programa integrado de recursos humanos en salud que guarde pertinencia con el perfil  epidemiológico del país.
  • Propuesta 10: Evaluar el desempeño de los financiadores en función de los resultados de salud obtenidos sobre la población a su cargo y vincular la asignación de recursos a compromisos de gestión.
  • Propuesta 11: Brindar mayor autonomía a los efectores públicos.

Insumos para el debate:

Deja un comentario