Home

Es necesaria una transformación del sistema de salud. Hasta hace algunas décadas, la Argentina detentaba los mejores indicadores epidemiológicos de la región. Hoy, se han perdido posiciones en términos de esperanza de vida al nacer y de tasas de la mortalidad infantil, de la de menores de cinco años y de la materna; y la posición empeora cuando se examinan causas específicas como la mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la Argentina continúa siendo el país con mayor gasto en salud per cápita de la región. En síntesis, el sistema resulta cada vez más caro y genera menores resultados en términos de indicadores sanitarios.

Esta situación no se soluciona solo invirtiendo más dinero en el sistema. Para superarla es
necesario redefinir el modelo de atención y de gestión de la salud, lo que permitiría:

  • Conquistar más salud, reduciendo la morbi-mortalidad.
  • Mejorar la distribución de la salud, mediante la reducción de las brechas en los indicadores
    entre grupos poblacionales.
  • Superar la desarticulación del sistema de salud y avanzar hacia su integración, logrand