Un pensamiento en “¿Degradación de la salud pública?

  1. Una vez más el Maestro Aldo Neri, con conceptos exactos fruto de su gran trayectoria como sanitarista, su sentido común y su gran experiencia, pone las cosas en su lugar al quitarle valor a las apreciaciones de que el cambio de rango de Ministerio de Salud a Secretaría menoscaba el interés por la salud y las posibilidades de actuar con eficacia y amplitud de cobertura en las acciones, programas y planes de salud.
    A principios de los 70, cuando se diseñó y puso en marcha el plan de salud de Neuquén que tan buenos resultados produjo en poco tiempo, el nivel jerárquico del sector salud era el de una Dirección General dependiente del Ministerio de Asuntos Sociales.
    Ya Neri mencionó el SNIS, que no fracasó porque se originara en una secretaría sino por la debilidad política que arrastraba desde su origen y que fue “pan comido” para los sindicatos.
    Carrillo era secretario cuando inició su gran obra y la hubiese realizado igual cualquiera fuera el rango de la repartición.
    Lo que importa es el compromiso político de cambiar una realidad que viene deteriorando al sistema de servicios de salud desde hace muchos años.
    No hay decisión política y ésto resulta en gran medida del poder de las corporaciones que han aplastado al Estado en su rol rector, que imponen condiciones y que genera inequidad e ineficiencia. ¿Quién se atreve, por ejemplo, a tocar los dineros de las obras sociales sindicales para crear un fondo de financiamiento de un verdadero seguro de salud?. Neri habla de “parche”. En mi comentario sobre el CUS y sobre Evaluación de Tecnología Médica utilicé la misma palabra.
    Mientras no haya interés y poder político para cambiar la decadente realidad de nuestro sistema de salud, nada cambiará.
    Reitero “mi indicador”. Las cosas mejorarán cuando un persona sin cobertura logre un turno programado en un hospital sin sufrir largas esperas, malos tratos y postergaciones o suspensiones del turno por todas las causas que hoy alteran el funcionamiento de los servicios.
    Y me permito disentir con el Dr. Neri cuando cita al actual Secretario de Salud de la Nación (hasta hace poco MInistro) diciendo que tiene interés y buenas intenciones. Me parece que este funcionario no ha cambiado nada ni ha planteado reforma alguna. Además no recuerda si efectuó el juramento hipocrático…

Deja un comentario