Home

“Trabajamos por una salud de calidad y para todos”

1

El Dr. Carlos Vassallo, experto en Economía de la Salud y miembro del grupo PAIS, explica cuál es el camino de los consensos básicos en salud que proponen para lograr una salud para todos.

 

Por María José Ralli
Órgano Oficial de la Federacion Médica del Conurbano, septiembre de 2017.

 

El Grupo País -Pacto Argentino por la Inclusión en Salud- está formado por un grupo de sanitaristas pertenecientes a diferentes ámbitos (académico, público y privado) y especialidades (economía, derecho, medicina, sociología, entre otros) que busca, por medio de distintas propuestas, reunir un consenso inicial en torno a la construcción de un modelo de salud. Desde este lugar, el objetivo es colaborar en la realización de un amplio Pacto que permita garantizar el derecho pleno de todos los ciudadanos a protecciones sanitarias adecuadas.

Carlos Vassallo, economista y uno de sus impulsores, es profesor de Salud Pública en la Facultad del Litoral y de Economía de la Salud en la Universidad de San Andrés, y además es el coordinador de la maestría de Política y Gestión de Salud de la Universidad de Boulogne Sur Mer.

En diálogo con Femecon Informa, Vassallo cuenta que “somos apasionados por la salud pública y tenemos un interés particular en aportar donde el Estado no ha funcionado y ha dejado muchos procesos de reformas pasar”.

En el 2016 el Grupo armó cuatro comisiones de trabajo para profundizar algunos temas: en primer lugar sobre la Cobertura Universal en Salud, en segundo lugar un plan de beneficios únicos, en tercero un criterio de calidad única y por último el Plan Cacao -Cabred-Carrillo-Oñativia- que apunta al relanzamiento de los Servicios Estatales de Salud. “Pusimos sobre la mesa algo que nos parece importante, que es que hay que invertir en la red publica de servicios de la salud. Desde el Ministerio recibimos poca respuesta por ahora, pero confiamos que pronto tengamos una reunión para presentar estas propuestas”, dice y explica: “queremos ser un grupo asesor para de alguna manera hacer un aporte a la política de la salud. Hay programas sueltos que no tienen conexión. Este es un sector que desgraciadamente se ha ido dividiendo y fragmentando, no sólo entre Nación, Provincia y Municipio. La única manera de que Salud recupere poder, es que el Ministerio de Salud sea el eje de la política sanitaria”.

¿Qué significa ésto?. Para Carlos Vassallo la cartera de Salud “debe tener el control de todos los servicios de salud”. “El Ministerio es una institución, si queremos tener un eje directivo, debe ser rector de toda la federalización de la salud. Necesitamos un Consejo Federal de Salud -Cofesa- que genere consenso y las decisiones que se tomen impacten en las provincias”, subraya.

Para Vassallo es importante que la sociedad se involucre en el tema salud y que sus expectativas superen la mera atención hospitalaria. “

La sociedad cree que el derecho a la salud se relaciona con la prestación sanitaria, pero el derecho a la salud empieza con la prevención y la promoción de la salud. Hay una percepción muy débil respecto al papel del Estado aquí”.

El Economista en Salud repasa la importancia que tuvo Ramón Carrillo y su conciencia sanitaria en el impacto de las políticas públicas que pudo llevar a cabo aunque subraya que más allá de sus propias convicciones tuvo que enfrentar sectores como las obras sociales y los sindicatos. “Él tenía un concepto de la salud pública como un servicio”, cuenta y advierte que “nuestro sistema de salud todavía está discutiendo cosas que deberíamos dejar de discutir. Para mí es fundamental consensuar en una salud de calidad para todos, pero no pensemos en un solo eje. Que cada uno aporte lo suyo pero no en desmedro de la salud. Pongámosle todas las regulaciones que correspondan pero no destruyamos nada. Lo primero es no generar algo que tire para atrás. No destruir lo que sirve y dejar de lado actitudes egoístas. Hoy aún hay muchos sectores fuera del esquema sanitario, pero sabemos que sí se puede revertir esta situación”, enfatiza y pone de ejemplo a los Hospitales Garraham y El Cruce “experiencias micro que demuestran que la salud pública puede funcionar y muy bien”.

Vassallo sostiene que existe una mirada poco sistémica y no coincide con “esto de pensar en Red” y explica por qué: “Los hospitales que estaban mejor preparados sobrevivían y a los que le faltaba un poco se destruían. Pero al hospital que le iba mejor se sobrepoblaba y seguía recibiendo el mismo presupuesto y eventualmente estallaba.

Es necesario poner un incentivo, como en Suecia, para que el Hospital sea premiado por su funcionamiento. Si a uno le dan el setenta por ciento del presupuesto, el 30 está sujeto a si la gente elige ir o no. Los incentivos funcionan en general porque la gestión presupuestaria lleva a la planificación”.

Más allá del análisis y el diágnóstico, ¿cuáles son los pasos a seguir por el Grupo Pais?. Vassallo cuenta que “hemos decidido armar tres grupos de trabajo para producir de nuevo un documento. Uno sobre recursos humanos de salud, que es un capítulo pendiente. El otro tema que nos importa es el tema de seguridad del paciente, así que vamos a trabajar en ello. El tercero es el tema de medicamentos, sobre el cual hay que poner alguna mirada.”

“Nuestra metodología es bastante liberal. No hemos querido organizarnos como Asociación Civil”, cuenta y explica que “nos reunimos con algunos legisladores para empezar a trabajar con la Comisión de Salud de las Cámaras”.

“Tenemos gente de edad que ha hecho cosas muy interesantes pero nos falta una generación. Nosotros, que tenemos 50 años, somos los más jóvenes. Nos falta una generación. Esto se ve en las elecciones de las residencias o de los trabajos hospitalarios. Han dejado de tentarse con el hospital público como lugar de formación. Si vamos a caer en manos de cardiólogos o especialistas va a ser difícil ponernos a pensar en la salud pública. Desgraciadamente los gobernadores, a los cuales yo imputo mucho de la culpa de lo que sucede en la salud, son los grandes responsables que creen que se sacan el problema de encima echándoselo al Estado”.

Deja un comentario