Home

De cara a las elecciones presidenciales de octubre, referentes del sector de la salud reflexionan sobre los temas y las problemáticas que deberían integrar una agenda que guíe políticas y acciones. Así lo hicieron Luis Scervino, Hugo Magonza y Javier Vilosio, quienes destacaron la importancia de pensar el sector a largo plazo, de generar estrategias y de integrar.

foto nota tapa

Una preocupación  aqueja por igual al sector público, a la seguridad social y al sector  privado:  la salud raramente  forma  parte de las agendas políticas de los candi- datos. Esta es una realidad que, por supuesto, conlleva muchas desventajas para el sector: sus problemáticas quedan invisibi- lizadas  y no se avanza  hacia una estrategia  general  para la salud.  Es por eso que resulta vital discutir  qué temas  debe- rían integrar una agenda presi- dencial en salud. En el marco de las 13as Jornadas  Federales  y 12as Internacionales  de Políti- ca, Economía y Gestión del Medicamento y de las II Jornadas Profesionales Farmacéuticas, fue justamente  estas cuestiones las que abordaron Luis Scer- vino, Vicepresidente  del Instituto de Investigación Sanitaria de la Seguridad  Social,  Hugo Magonza, Presidente de Asocia- ción Civil de Actividades Médi- cas Integradas  (ACAMI),  y Ja- vier Vilosio,  representante  del Grupo PAIS (siglas de Pacto Ar- gentino por la Inclusión en Sa- lud). Con la coordinación  de Hugo Navarro,  Tesorero  de la Federación Farmacéutica (FE- FARA), ente organizador de las Jornadas, la mesa “Una agenda presidencial  en salud:  miradas políticas  con sustento  técnico” dejó en claro por qué resulta vital que la salud integre  una agenda política y, a la vez, de- talló qué aspectos deberían dis- cutirse: el fortalecimiento de la salud  pública,  la universalidad concreta de la cobertura, la eva- luación  de tecnologías,  el tra- bajo sobre  los índices  básicos de salud  y la integración  son, según  los disertantes,  algunos de los más importantes.

UN PLAN NACIONAL DE SALUD

Fue Hugo Magonza el encarga- do de abrir la ronda de diálogo. “En general, la salud le importa a muy pocas personas: a los enfer- mos, a sus familiares  y a noso- tros,  que componemos  los equi- pos de salud”. La invisibilización del sector en las agendas políti- cas, expresó Magonza, es un tema que se viene verificando hace tiem- po. Es por eso que, ya hace doce años, ACAMI  presentó  un Plan Nacional  de Salud,  para el cual congregó a representantes de todo el país y de los tres subsectores de la salud: “Después de mucho dis- cutir, nos dimos cuenta de que los problemas que nos preocupan son los mismos; sí hay diferentes en- foques, por eso tiene que haber alguien que funcione de rector de la actividad:  este es un rol que sólo puede ser del Estado”, afirmó Magonza.

“Es muy difícil convencer a la gente de que la salud es un tema importante y de que hay que po- nerlo en la agenda diaria y plani- ficarla a largo plazo”. Por eso mis- mo, Magonza pasó a explicitar los conceptos  básicos  que integran aquel Plan Nacional de Salud idea- do por ACAMI. La cuestión de la universalidad de la cobertura en- cabeza la lista: “El mayor esfuerzo que debemos hacer hoy es lograr que la buena calidad y la cantidad de la cobertura se extienda a los 42 millones de argentinos”, enfa- tizó. Para esto, la solidaridad se

presenta  como un rector  vital: “No nos imaginamos  un sistema no solidario;  nuestro  sistema  es

intrínsecamente solidario, aun en las entidades  privadas.  Nosotros proponemos un plan de modifica- ción gradual del sistema, basándonos  en las cosas que andan bien”. Las acciones que se encaren, remarcó Magonza, tienen que mejorar  continuamente  la situación de los actores de salud.Un modelo solidario, agregó el representante de ACAMI, también debe incluir un fondo para enfermedades catastróficas. “Estoy convencido  de que tenemos  que empezar a creer que podemos ser eficientes,  inteligentes,  racionales y honestos”. La canasta pres- tacional, por su parte, “no puede ser anárquica ni estar definida sólo por uno de los poderes”, señaló. En cambio, “tiene que estar inclui- da en una estrategia nacional de salud regida desde un órgano di- rector, como el Ministerio de Salud de la Nación”. La judicialización de la medicina es otro de los temas  a discutir  en una agenda presidencial de salud: “Les tene- mos que dar a los jueces las herramientas  necesarias  para que tomen las mejores decisiones para el conjunto del sistema”. La creación de una agencia de evaluación en tecnologías sanitarias se pre- senta como otro de los puntos clave a encarar.  Según  señaló Magonza, “la evaluación tiene que estar en manos del Estado porque no se puede dejar que los particu- lares diriman sobre estos temas”. En sus conclusiones, Magonza aclaró que “los resultados no van a ser en el corto plazo”. Sin em- bargo, advirtió, “se puede avan- zar de forma rápida sobre estos puntos básicos que venimos dis- cutiendo”. “Lo que tenemos no es tan malo;  tenemos  que trabajar para preservarlo y mejorarlo”.

notaa

UN GRUPO, MUCHAS PROPUESTAS

Javier Vilosio fue el encargado de presentar  las propuestas  de Grupo  PAIS,  un grupo  integrado por profesionales  de distinta ex- tracción institucional y partidaria. “Surgió, comentó Vilosio, para generar un consenso mínimo sobre las cosas que deberíamos hacer para mejorar  el sistema  de salud”. “Lo cierto es que este es un sector cuyos miembros están atomizados, nos hemos disgrega- do con el tiempo”  y eso, según Vilosio, es, en parte, causa de que la salud no aparezca en las agendas. El primer documento del Grupo surgió en 2012 y se basó en tres líneas de pensamiento, la justicia, la beneficencia y la autonomía, y en trece propuestas concretas.

“El principal problema de nuestro sistema de salud es la inequidad”, afirmó Vilosio. Aunque los valores promedio no son malos, el problema real se hace visible cuan- do se analizan los extremos: “Es ahí donde las diferencias son intolerables: mientras buena parte de nosotros consumimos servicios de salud que no necesitamos y que nos dañan,  otros no acceden  a cuestiones  básicas,  ni siquiera  a servicios tan vitales como el agua potable o la red de cloacas”.

Hoy por hoy, comentó Vilosio, Grupo PAIS está trabajando en un nuevo  documento,  en el que se enfatizan  proyectos  como el de instaurar seguros provinciales de salud: “Debemos aclarar, no obstante, que el Ministerio de Salud, mediante su programa SUMAR, ya está actuando  en este sentido”. Otro de los puntos  salientes  del nuevo documento es la propuesta de integrar  el Pami y las obras sociales provinciales en un marco de funcionamiento conjunto. Además, el Grupo comparte la idea de un seguro nacional de enfermedades catastróficas,  tanto  para las personas como para las instituciones. En cuanto  al PMO, Vilosio destacó que “tal como está, no es una herramienta  adecuada.  Hay que plantear  líneas de cuidado para asegurar  el tratamiento  en todo el ciclo vital de las personas”. El representante  del Grupo PAIS también mencionó la necesidad de establecer un método para regular la oferta tecnológica, “que incluya no sólo medicamentos y aparatos, sino también los sistemas de gestión y de información”.

Para finalizar  su exposición, Vilosio llamó la atención sobre un hecho idiosincrático que afecta al sector: “Hay una capacidad muy nacional nuestra: la de destruir o empeorar cualquier sistema. No hay ningún sistema que en la Argentina vaya a garantizar nada si nosotros  no recuperamos  como sociedad el valor de la ley, de la justicia,  de la censura  social  al que delinque, al que es vivo: por- que en materia de salud esas cosas significan sufrimiento y muer- te que podrían evitarse”.

LA SALUD INTEGRAL

Luis Scervino cerró la mesa y lo hizo acercando un panorama del sector salud desde el Instituto de Investigación Sanitaria de la Seguridad Social. “Hay muchas ideas sobre  el sistema  de salud,  pero diagnósticos  hay pocos,  por eso nos parece  importante  detener- nos a pensar un diagnóstico”, ade- lantó. Para eso, Scervino empezó preguntándose  de qué hablamos cuando hablamos de salud. “¿Hablamos  en términos  integrales  o hablamos solamente de atención médica?”.  Ese es justamente  el problema, enfatizó: “Los médicos miramos el sistema de salud sólo a través del ojo del hospital”. Si, en cambio,  nos proponemos encarar el tema de la salud integralmente,  son muchas  las problemáticas que saltan a la vis- ta. El de la mortalidad infantil, por ejemplo. “Las cifras dicen que el 55% de la mortalidad infantil se produce  por causas  evitables  y que un 30% de ese valor se con- centra en el quintil más pobre de la población”, señaló Scervino. A la vez, los valores de mortalidad infantil varían ampliamente de provincia  a provincia:  “Se trata, entonces, de una inequidad regional, interna, entre las provincias”. Temas como el de la mortalidad infantil, como el de la vivienda, como  el del deterioro  de la educación, el de consumo de drogas y el de los embarazos adolescentes son temas que tienen que ver con la salud  como  concepto amplio, y no estrictamente con la atención médica, enfatizó Scervino. “Y, sin embargo, son determinantes claves para la salud; por eso, cuando hacemos propuestas tenemos que pensar más allá de la atención médica y encarar estas problemáticas”. “Mejorar la red de cloacas o el acceso al agua pota- ble nos va a dar mejores resultados que cualquiera  de las leyes por enfermedad que nuestros legisladores votaron en los últimos años”,  advirtió. También,  por supuesto,  resulta valioso  hablar desde la atención médica. En esta línea, y luego de repasar los valores de gasto de cada subsector, Scervi no remarcó que “el grave problema que tenemos es que el sector público  es ineficiente;  hay que decirlo  de una buena  vez”. “El hospital  tiene  que ser eficiente porque si no es eficiente no es equitativo”,  definió Scervino. Para lograr  la equidad,  señaló, es necesario terminar con la mo- dalidad  de “cortar  cintas”:  “la propuesta que hacemos desde la seguridad social es que los fon- dos que nos tienen retenidos, y que ya damos  por perdidos, se inviertan en trabajar en un plan nacional  de gestión  e infraes- tructura”.  La integración  de la seguridad social y el sector público,  postuló  Scervino,  será el gran desafió  de los próximos años.  “Se puede  llevar  a cabo, hay que poner al sector público en condiciones de eficiencia”. Entre las propuestas del Instituto, Scervino mencionó la creación de una agencia de evaluación de tecnologías sanitarias, basada en la evidencia médica. La identificación de toda la población de la seguridad social mediante una credencial única, el desarrollo de re- gistros digitales y la creación de una agencia  para la salud de la primera infancia son otras de las ideas que surgen  del Instituto.

Hacia el final, se hicieron oír los aplausos en la audiencia  cuando Scervino presentó una propuesta central: “Destinar el 30% del presupuesto de publicidad a la promoción  de enfermedades  prevalentes:  esta es una herramienta espectacular y ningún gobierno la usa; tenemos que usarla para prevención  y para ver si podemos generar cambios en los hábitos de conducta”.

Temas para una agenda de salud

Luis Scervino, Instituto de Investigación Sanitaria de la Seguridad Social

✔  Creación de una Agencia Nacional de Evaluación de tecnologías.

✔  Identificación de toda la población mediante una credencial única de la seguridad social.

✔  Desarrollo   progresivo  de registros digitales.

✔  Fomentar  el proceso de acreditación institucional y hospitalario tanto público como privado, para los próximos 10 años. Limitar en el futuro la contratación de la seguridad social a prestadores no acreditados.

✔  Fomentar la interrelación entre el hospital y las Universidades, no

sólo en el campo de la medicina, sino también en el de la gestión, la arquitectura, la investigación, etc.

✔  Orientar   la formación de los recursos humanos en salud en

función  del modelo:  fomentar  la formación  y jerarquizar  el trabajo del médico familiar.

✔  Fomentar la “producción nacional” de medicamentos, en especial

biológicos y de alto costo.

✔  Avanzar hacia una política genuina de medicamentos genéricos que cumplan con los requisitos de biodisponibilidad y bioequiva- lencias.

https://www.dropbox.com/s/yin7oyjfkj6yd49/NOTA%2BDE%2BTAPA.pdf?dl=0

Anuncios

Un pensamiento en “Una agenda presidencial en salud: Miradas políticas con sustento técnico

  1. Hugo Magonza tiene razón en que hay un fundamento solidario en el sistema de salud, aún en el privado. Pero cabe aclarar que se trata de una solidaridad mecánica. Una solidaridad entre iguales.
    La palabra solidaridad tiene su raíz latina en “soleo”, suelo. Ser solidario es compartir el suelo. Pararse en el mismo lugar que el otro. En el mismo lugar que el enfermo, que el pobre, que el que no tiene obra social o prepaga. Aún estamos lejos de haber conseguido una solidaridad orgánica en salud. Una solidaridad donde todos tengamos respuestas equivalentes en calidad y oportunidad frente a necesidades similares y en forma independiente de donde estamos parados.
    En mi opinión la forma más adecuada de hacerlo, y la que propondría para un Plan Nacional de Salud, es construyendo protecciones sanitarias por líneas de cuidados. Esto significa seleccionar las patologías y problemas de salud con mayor peso sobre la carga de enfermedad. Luego establecer un modelo adecuado para optimizar la respuesta (desde la promoción y prevención hasta los cuidados paliativos) definidos a través de esquemas y protocolos. Luego, se definirían con el abordaje de ciclo de vida, los cuidados que cada Argentino debería recibir. En función de su edad y sexo. Finalmente, los sistemas de salud responsables (seguros provinciales, obras sociales, mutuales y prepagas) deberían ser evaluados por su nivel de cumplimiento de esas líneas de cuidados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s