Home

Esta semana, Federico Tobar comparte un video donde expone sus recomendaciones para ganar un año de esperanza de vida para los argentinos por cada año de la gestión presidencial. Los invitamos a dejar sus comentarios y expresar su opinión en el espacio que se encuentra al final de la página. 

Click aquí  para descargar el video

8 pensamientos en “Carta abierta a la presidencia argentina

  1. Igual no me resigno a que “salud no está en la agenda”…
    Sigo sin entender por qué no se toma una decisión política de algo factible, correcto y totalmente beneficioso desde todo punto de vista (bueno, creo que ahí es dónde surge algún interés poderoso que vino a quedarse)

  2. No hay interés de la mayoría de los médicos para implementar este tipo de estrategias:

    Siempre es un placer escuchar al señor Federico Tobar. En este caso planteando a las autoridades una estrategia en salud que podría mejorar la esperanza de vida al nacer. Lo hemos escuchado varias veces hablar de cosas como la equidad, los recursos, la distribución, la atención primaria de la salud, la comunidad, la participación comunitaria, el compromiso político, el hombre, la humanidad, etc…etc,…etc, escuchamos de todo pero las excelentes ideas se truncan siempre por la torpeza de quienes las aplican porque considero que no son evaluadas variables esenciales y tan simple como el interés de los que somos prestadores de salud. Lamentablemente, sin bien comparto en absoluto el planteo De Federico Tobar, estoy convencido, porque se huele en el ambiente, se percibe, se ve, se siente, la muy poca intención de los médicos a aplicar estrategias con gran impacto en salud. Si les explicamos a la gente que quiere decir atención primaria de la salud ¿aceptarían una propuesta como la que el Dr Federico Tobar plantea? yo creo que la respuesta sí. Si se plantea a los médicos esta estrategia ¿Aceptarían ellos este tipo de política en salud? la respuesta es no sé…¿pero si se les explica en que consiste? la respuesta es definitivamente no. Hoy la atención médica tanto en el ámbito privado como público está viciada e impregnada de intereses personales que socaban la idea de APS y las conductas liberales de algunos personajes nefastos que aprendieron de Hipócrates un juramento equivacado y que son el umbral de acceso a la atención en salud son una una de esas variables a considerar a la hora de implementar este tipo de estrategias. Aclaro que soy Médico.

  3. El eje de la propuesta es la decision politica, poner el tema en agenda, poder pensar el sistema como un todo. Creo además que tendrá la externalidad positiva de disminuir la inequidad en el acceso a la salud uno de los principales males que aqueja a las y los argentinos

  4. Federico; Celebro discusiones de este tipo, son siempre bienvenidas y nos permiten entender qué es lo importante a la hora de pensar en resultados duros en salud. En relación al tema de las catastróficas, coincido que requiere un abordaje desde la financiación porque el problema es sobre todo financiero pero sólo será sustentable con adecuación del modelo de atención.
    Planteás que con lo que aportan hoy las OS más lo que podrían aportar las prepagas alcanzaría para financiar a toda la población. Me genera dudas que esos 2 aportantes puedan generar un volumen que permita financiar a quienes no tienen cobertura formal. Me parece que el Estado debiera participar activamente en la financiación de dichas enfermedades, aportando proporcionalmente por las personas sin cobertura. No sólo por la necesidad financiera sino también como una manera de repartir el peso de la financiación de la salud.

    Un tema que resulta interesante discutir es si el fondo que financie estas enfermedades debe ser universal o alcanzar a un grupo puntual de la población (sólo a los afiliados a las prepagas o sólo a quienes no tienen cobertura, por ejemplo). Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas, habrá que revisar bien cada una de ellas e intentar avanzar con alguna para intentar modificar la situación actual de estas enfermedades en las que la carga financiera sigue recayendo en forma individual en quienes las padecen así como en el financiador que le brinda cobertura.

    Es un tema que presenta varias aristas, entre otras definir qué enfermedades debieran incluirse y bajo qué criterios seleccionarlas, qué valor debiera tener inicialmente la cápita a aportar.

    En relación al otro tema que se trata en el video, resulta fundamental seleccionar esas patologías prevalentes que generan el mayor impacto en la morbi-mortalidad de la población y que podrían ayudar a ganar años de esperanza de vida. Y es aquí donde el modelo de atención se convierte en el eje de la discusión. Estas enfermedades, la mayoría de ellas crónicas y sin posibilidad de curación no pueden ser abordadas bajo la modalidad imperante y que conocemos como “medicina del radar”. En este modelo, de gran utilidad para enfermedades agudas, es el paciente el que desencadena el proceso de atención y rara vez esto sucede en la etapa asintomática. Con ello nos perdemos la posibilidad de detectar precozmente muchas enfermedades e intervenir en aquellas en las que hay evidencia no sólo para rastrearlas sino para llevar adelante tratamientos en etapas precoces de la enfermedad. Claramente la Atención Primaria de la Salud es la herramienta, hay mucha evidencia que permite asociar a esta estrategia con mejores resultados duros en salud (por ejemplo, Esperanza de vida al nacer, como menciona tu exposición)

    En resumen, más allá que se requiera mucha discusión tanto para definir qué enfermedades catastróficas cubrir, si el fondo debiera ser único o múltiple, si el cáncer de próstata debiera formar parte del screening o no, lo interesante es justamente empezar a discutir estos temas para poner en la agenda estos temas que, nos demos cuenta o no, terminan impactando en los resultados duros de salud para nuestra población.

    Felicitaciones y gracias por obligarnos a discutir temas en los que se juegan cosas tan importante como la esperanza de vida en nuestro país.

  5. Me sumo en el contexto a lo expresado por Esteban, la capacidad de movilizarnos a discutir temas como la esperanza de la vida misma. Temas que no están en la agenda, ni siquiera de muchos que bregan por nuestra formación (o desinformación). Federico con su capacidad, su saber y perfil sociológico nos muestra lo complejo como simple.

    Quienes hoy nos forman movilizándonos con estos temas permiten tener una visión amplia … una “cosmovisión” de la salud. Programa de financiamiento claro, destinatarios que pueden definirse en base a un proceso, nada mas falta una decisión … la política.

    Gracias por permitirnos compartir: “A la verdad hay que saberla a toda costa: la verdad sobre nosotros mismos y sobre los demás – aceptando con humildad que la verdad conocida es sólo una aproximación a la verdad real.” (Ramón Carrillo)

  6. Hay muchas cosas que se declaman pero, tal vez, por fuerza de la repetición van perdiendo contenido. Como dice Efraín Santiago Herrero, buena parte de la propuesta es simplemente una forma de concretar la APS. Pero la realidad es que por simple y repetido que sea, aún no lo han hecho ni las provincias, ni los municipios, ni la Nación, ni las Obras Sociales ni las prepagas.
    Con respecto al Seguro Nacional de Enfermedades Catastróficas, el comentario de Esteban Lifstchiz es acertado. El eje es comenzar juntando la financiación para garantizar un modelo de atención uniforme. No creo que sea acertado permitir diferentes modelos de cobertura de enfermedades catastróficas. Por otro lado, es verdad que lo más probable sea que los recursos aportados por OS y prepagas no sean suficientes para cubrir a todos los argentinos y que haga falta el aporte del Estado Nacional para cubrir a quienes hoy no tienen seguro de salud. Así funciona en Uruguay. Pero creo que el aporte capitado de Nación podría ser proporcionalmente menor, permitiendo un subsidio de ricos a pobres.
    Sobre cómo definir ese aporte capitado, el costo de la cobertura es función de las patologías cubiertas. Soy de la idea de comenzar con un modelo universal pero que cubra solo pocas enfermedades catastróficas y requiera un aporte capitado bajo. A medida que se consoliden las protecciones frente a las enfermedades como garantìas explìcitas se podrá incorporar nuevas coberturas. como decía William Beberidge “la seguridad social no debe darle mucho a pocos sino poco a todos”.

  7. Es admirable el poder de síntesis, y la capacidad para ver todas las aristas que presenta la problemática de las enfermedades catastróficas. Me pregunto si tendremos que esperar a que Federico intervenga en un cargo ejecutivo de la política de Salud Argentina, o alguien lo escuchara antes de que esto suceda. De todas maneras, el esfuerzo y la valentía para seguir bregando por un cambio global que incluya a todos los actores es necesario, y aplaudo aún más que sea efectuado desde lejos. Sin perder las esperanzas, aún sabiendo que hay muchos intereses, es alentador que tratemos de sumar voluntades en este sentido para de a poco lograr algún avance en este sentido.

    Gracias, Federico !

  8. Excelente propuesta por el impacto que puede producir y por lo clara en los pasos a seguir para lograrla. Dado que depende de una decisión política es importante generar una corriente en la opinión pública que la ponga en la agenda de los medios para que sea considerada. Debemos empezar por el mundo médico y luego tratar de llegar a los medios audiovisuales

Deja un comentario