Home

Click aquí para descargar el Documento Pacto Argentino por la Inclusión en Salud

Anuncios

4 pensamientos en “

  1. El documento (según mi parecer) es muy bueno,.. por supuesto enmarcado en una serie de buenas intenciones, que son recitadas desde hace muchos años con más fracasos que aciertos (por lo menos es lo que hoy se ve ante el deterioro progresivo no solo de la salud sino de todo el entorno social, cultural, educativo, etc.). Adhiero en términos generales pero se omite que el problema está más allá del documento: está en las decisiones (intenciones) y acciones políticas !! Lo demás es importante pero subsecuente (una vez superado el primer paso los técnicos sabemos que hacer y la gente sabe lo que necesita). Igual Felicitaciones la iniciativa!!!,.. es un buen puntapié para que se tome conciencia.

  2. Kenneth Arrow, premio Nobel de economía, es profesor emérito de economía y profesor de investigación sobre operaciones en la Universidad de Stanford. Apurva Sanghi es el economista principal para Kenia del Banco Mundial. Se trata al parecer del autor de este libelo, de un economista de escritura cerrada por lo cíclica y compleja, y muchas veces llena de metáforas y conocimientos lejanos del no economista. En relación a un artículo de opinión reciente publicado en la Edición Nacional del jueves 14 de julio hace referencia al peso de la Economía de la Salud en el presente y a la cobertura médica universal que califica como valiosa y plantea además cómo convertirla en realidad.

    Viene este comentario del artículo a propósito de los puntos claves en el cambio de las políticas públicas del nuevo gobierno en nuestro país de la cual no podemos estar enterados: “Plan de un sistema de salud mixto integrado: cobertura universal “. Lo ideal (que nos remontaría a Platón en su mundo filosófico de las ideas) todas las personas tendríamos acceso a los servicios de salud de acuerdo a la necesidad (es decir a la equidad y no a la sentencia judicial), en todas partes y sin tener que pagar de lo que pudiéramos. La duda ( … es lo que genera la investigación. No tengan miedo de decir que algo dudan, o que no saben – Dr. Mario Lugones, Acto de Adjudicación, Residencias 2015, UBA – FSG) que se plantea es si este dilema es válido tanto para los países ricos tanto como para los pobres (colocándonos en el mundo real de Aritóteles, el de lo terrenal y fáctico). Cita en el artículo del diario al que me refiero más arriba: el impulso de la Declaración de Economistas, convocada por la Fundación Rockefeller que ha puesto a la salud y el desarrollo mundiales en una encrucijada histórica.

    Las Naciones Unidas han adoptado nuevo conjunto de metas mundiales a 15 años para orientar los esfuerzos globales para erradicar la pobreza, promover la prosperidad inclusiva y garantizar un planeta saludable para 2030. Para los economistas, la visión a esta declamación es clara: la estrategia de desarrollo debe priorizar el mejoramiento de la salud, sin dejar a nadie atrás.

    La salud, la supervivencia y los alimentos son valores básicos para todas las personas. No pueden ser provistos sin una política social deliberada. El hecho de que las muertes evitables continúen siendo frecuentes en los países con ingresos bajos y medios es un síntoma de que los sistemas de salud no funcionan o no cuentan con suficientes recursos, pero no indican que carecemos de conocimientos médicos. La cobertura médica universal es una acción inteligente dado que cuando la gente está sana y cuenta con estabilidad financiera, las economías resultan más sólidas y prósperas.

    Como método los economistas se plantean tres áreas en particular tecnología, incentivos e inversiones aparentemente ajenas a la salud que pueden generar avances en la cobertura médica universal. En primer lugar, la tecnología se está convirtiendo en algo revolucionario, especialmente en los países en vías de desarrollo, donde la brecha en el acceso a la atención sanitaria es más amplia (de allí la aparición del concepto entre otros de las Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias). Un aumento de la telemedicina está permitiendo que los pacientes rurales y los profesionales de la salud interactúen a través de videoconferencias, con personal en los principales hospitales, aumentando así la calidad de la atención con muy bajo costo. Las capacitaciones en línea a voluntarios médicos comunitarios y a complementar esas capacitaciones con mensajes grupales a través de SMS/WhatsApp para mantener al grupo conectado y compartir actualizaciones importantes. Las inversiones en tecnologías de elevado valor y bajo costo nos ayudarán a lograr más con cada dólar.

    En segundo lugar aprovechar el poder de los incentivos. Esto se puede y se debe hacer sin obligar a los pobres a pagar por servicios de atención sanitaria en los lugares de prestación. Por ejemplo, se sabe que cuando el Estado paga al sector privado según los resultados (por ejemplo, la cantidad o la proporción de niños vacunados), tanto la responsabilidad como los resultados mejoran. Los programas con vales para los servicios de salud están proporcionando acceso a atención de calidad del sector privado.

    El tercer lugar y final es la construcción de sistemas de atención sanitaria resilientes flexibles para poder sobrevivir a los shocks que implica mejorar otros bienes públicos estrechamente vinculados con la salud humana. Es decir el agua potable, los servicios sanitarios, los caminos, la infraestructura de emergencia y la prestación de servicios. No debemos considerar a la medicina como la única forma para mejorar la salud.

    El artículo finaliza con un párrafo claro y consistente más allá de lo declamatorio: “Lograr la cobertura médica universal es hacer lo correcto (como la ética en cuanto a hacer lo que se debe hacer correcto). Así lograremos un mundo donde se cubran las necesidades médicas de todos y nadie quede atrapado en la pobreza, nuestros líderes deben escuchar este mensaje y actuar en consecuencia.”

    N del R: No estamos lejos de las declamaciones de Carrillo, de Oñativia ó de nuestros contemporáneos como Sonis. De hecho no tiene que ver con las Políticas Partidarias, sino con las Politicas Públicas de una Nación.

    Antonio Camerano

  3. A propósito del “Cambio” y la Políticas Públicas en Salud,
    sin olvidarnos de Carrillo, Oñativia y Sonis

    ¿POR QUÉ ESTUDIAR LAS POLÍTICAS DE SALUD PÚBLICA?
    Es central reflexionar sobre cuáles son los objetivos y acciones de los gobiernos para intervenir en los procesos de salud-enfermedad de la población actual y así prever el mañana, para que el pueblo viva plena y dignamente. Tal como afirma Carrillo se debe estudiar porque “La salud no constituye un fin en sí mismo, para el individuo ni para la sociedad, sino una condición de vida plena” (Carrillo; 1951:30). Comparando el accionar político desde el ámbito de la salud pública, a partir de la creación y expansión institucional del Sistema de Salud durante la gestión del Dr. Ramón Carrillo, su estancamiento y retroceso. La intención es establecer una serie de interrogantes –muchos de ellos sin respuesta-que permitan debatir sobre qué objetivos, decisiones y acciones de políticas de salud son necesarias para mejorar la salud colectiva actual; es esencial “la participación de todos los que están interesados en el trabajo con la salud, no condicionada a lo que el modelo quiere y permite, sino una participación activa, una participación colectiva. Por ende, se pretende lograr un análisis que permita reinterpretar, para recuperar lo pasado y reflexionar sobre las limitaciones y potencialidades en esta nueva gestión, desde un gobierno que postula recuperar las bases de la medicina social. Es imprescindible realizar comparaciones históricas porque “cuando se atiende a la historia se revelan las rupturas, las invenciones y las crisis, y por ello se pueden comparar los órdenes políticos: no la organización de los órdenes políticos, sino sus procesos de construcción” (Sartori, 1999:33). Para que dicha construcción suceda, es necesario recuperar una visión integral de la historia y la sociología como indisociables, donde la comparación sea el método trascendental, ya que “la sociología comparativa no es una rama de la sociología, es la sociología”. El conocimiento inducido, pero por lo menos esta línea recuerda los dos pilares de la Seguridad Social: Coste/Utilidad (Valcarcel 2015 – IISSS) y la Solidaridad buscando como objetivo eliminar las posibles o probables perversidades del Sistema. Los incentivos pueden ayudar a realizar bien el trabajo (o a realizar lo que se incentiva, que no es lo mismo). En este texto se revisan los incentivos en conjunto, y en especial en lo que respecta a que cumplan sus objetivos en atención primaria. Para el médico general lo importante no es hacer bien lo particular y concreto sino los global e integral. Se busca la mejora de la salud del paciente y de la población. Una implementación por etapas pudiera o pudiese implementarse a saber: Entre Financiador y Efector se deben generar sinergias y ventajas competitivas para lograr mejor Calidad de Atención y reducir Costos. Elaboración de metas del Financiador en relación al efector y a sus afiliados como parte de la relación contractual: Definir Indicadores y procesos para aplicar el desempeño. Modificar el modelo de atención a médico de referencia o cabecera. El Principio de Solidaridad en la Seguridad Social tiene doble alcance: Social, es la integración de grupos etarios; y económico, orientado al financiamiento por el trabajador y el empleador de acuerdo a sus posibilidades. Es de carácter intergeneracional. Es decir: Los hijos de los trabajadores no aportan, pero requiere de la sociedad. El grupo etario de personas adultas, los trabajadores, sostienen el sistema de Seguridad Social. Y por otra parte Económico; Cuyo alcance está orientado al financiamiento del sistema, bajo el principio trabajador y empleador aportan de acuerdo a sus posibilidades. La tendencia actual está orientada hacia la aplicación absoluta del principio. Este principio es de mayor alcance y efectividad, cuanto mayor sea la población atendida. En Latinoamérica, se tiene un promedio del 20 al 25% de población atendida. El Principio De Solidaridad tiene una conexión con el Principio De Universalidad. La solidaridad significa toda persona debe contribuir a establecer y sostener el fondo patrimonial, de tal manera que para unos y otros no represente una exacción y merma absoluta de sus recursos, ni tampoco que la cuota sea tan mínima que no grave en modo alguno a la renta personal. No se puede privar a unos de su reducido salario, ni dejar a otras intocadas cuantiosas rentas. Ambos deben sentirse igualmente gravados. El sistema porcentual, o cotización porcentual sobre las utilidades es el más adecuado, porque se grava igualmente a unos y otros. Por este Principio De Solidaridad se trata de llegar al fin de la Seguridad Social: lograr la redistribución de la renta nacional. La solidaridad en el tiempo y en el espacio La solidaridad en el tiempo significa las generaciones anteriores financian la Seguridad Social para sus posteriores (Principio De Solidaridad Social). La solidaridad en el espacio bajo el Principio De Solidaridad trata de que aquella sobrepase las fronteras territoriales de los Estados para proteger a la persona, sin relación alguna a su nacionalidad. Este enunciado aún tiene escasas concreciones.

    Antonio Camerano
    antoniocamerano.com

    Referencias:

    Florencia Cendalí (2009). Políticas de salud pública en tres peronismos. XXVII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología. VIII Jornadas de Sociología de la Universidad de Buenos Aires. Asociación Latinoamericana de Sociología, Buenos Aires.

    Escudero, J. C. (2008): “Proceso de integración del Sistema de Salud”. Jornadas de Plan Fénix. Buenos Aires.

    MARÍA SILVIA PODUJE; TUTOR: ESTEBAN LIFSCHITZ. Evaluación de la factibilidad de aplicación del método de pago por desempeño como herramienta de gestión en una Obra Social. Tesis de Maestría en Administración de Sistemas y Servicios de Salud. Fundación Sanatorio Güemes. Facultad de Medicina – Universidad de Buenos Aires. Diciembre 2014

    REVILLA, J., “Principio de Integridad de la Seguridad Social “, Consulta: Madrid 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s